es constitucional, no confundas

Alcaya, la civilización desconocida del altiplano boliviano

Oruro no es sólo su fastuoso carnaval. Es también lugar de vestigios. En la frontera con Potosí, se levantan edificaciones pétreas y restos humanos momificados. Alcaya, es un enigmático sitio arqueológico y un museo etnográfico a cielo abierto.

Publicado: 2013-12-04

Texto: Wendy Rojas  
Fotos: Laura Landeo 

Un gigantesco cráter detiene la excursión rumbo a los restos arqueológicos de Alcaya. A unos metros de la población de Cayocota, en Oruro, una mancha rojiza de más de dos hectáreas se hunde en profundidades cercanas a los 20 metros formando una laguna. Las medidas son meras aproximaciones. Nadie parece conocer en el lugar el tamaño del cráter, ni sus características físicas y, menos aún, el fenómeno que causó tan peculiar formación.

A una hora del cráter está Alcaya, comunidad ubicada a 10 kilómetros al noroeste de la capital de la provincia Ladislao Cabrera de Oruro, en el pueblo de Salinas de Garci Mendoza. A los pies de los cerros Panturrani y Taipi Qollu, y entre los yacimientos de Uyuni y Coipasa. 

Enclavados entre los dos cerros permanecen los restos de una ciudad de grandes proporciones a más de 4.000 metros de altura. Luego de una larga ascensión se llega a unas cabeceras rocosas que muestran los primeros silos de piedra, como si se tratara de hormigueros de cinco metros de altura, donde antiguamente se almacenaba la quinua. Junto a ellas se evidencian viviendas de piedra, más grandes y de forma rectangular.

Resulta curioso reparar que las viviendas pétreas no tienen puertas. “Sí la tienen -nos comenta un poblador y guía de la comunidad-, a causa del frío y para mantener la temperatura, existían unas pequeñas aberturas que parecen ventanas en la parte superior, por allí se ingresaba a la vivienda”, y acto seguido nos muestra la forma de cómo pudieron haber ingresado a sus viviendas los antiguos pobladores de Alcaya. 

La cantidad de gente que habitó en la zona extendida sobre las 100 hectáreas es un misterio, pues aún no se han realizado estudios a profundidad. Al descender, una necrópolis sorprende al visitante. Chullpas debajo de la piedra labrada muestran su contenido mortuorio. En cada hueco, los cuerpos casi intactos de estos hombres y mujeres de gran tamaño permanecen en estado fetal, con una soga ligándolos al suelo. Es probable que la salinidad, las bajas temperaturas y las escasas lluvias confabularan para preservar los restos en Alcaya. 

En los ochenta, el investigador francés Patrice Leqoc fue acusado de querer llevarse las piezas que había obtenido en el curso de sus investigaciones, sin embargo fue interceptado por los pobladores de Salinas de Garci Mendoza, quienes recelosos le decomisaron las piezas. A raíz de este incidente, este legado permanece encerrado en cajas bajo la custodia del municipio, sin recibir tratamiento alguno para su conservación.

Los cactus de la región que rodean el complejo y pueblan las peñas que son fuente de madera y de flores de mucho colorido. En verano, al tope de cada planta emergen las jawaq'ollas, flores silvestres de encendidos tonos rojos. Estos cactus han crecido entre los vestigios culturales y hacen que el paso de los turistas sea difícil, pero rodeado de flores.


GUÍA DEL VIAJERO 

¿Cómo llegar?

El ingreso puede ser posible tanto por la ruta intervolcánica, como la intersalar, a partir de la población de Salinas de Garci Mendoza desde donde se avanza aproximadamente 10 km. rumbo a Alcaya, al sur del departamento de Oruro, provincia Ladislao Cabrera. El Transporte Público es programado y se recomienda planificar con anticipación su visita y acordar cuidadosamente los horarios de salida y retorno. Los horarios suelen ser a partir de las 7:30 am.

¿Dónde quedarse?

La localidad cuenta con un hospedaje en la periferia del complejo arqueológico donde se puede pernoctar y que forma parte del emprendimiento turístico de Alcaya.

Cóntacto

Gobierno Autónomo Departamental de Oruro – Secretaría Departamental de Desarrollo Productivo – Unidad de Cultura y Turismo.



Conozca el Perú a través de:

www.rumbosdelperu.com


Escrito por

Revista Rumbos

El Perú es nuestra gran pasión. Descubrirlo es una tarea que no tiene fin, pero estamos empeñados en ello. Sigue nuestros rumbos.


Publicado en

REVISTA RUMBOS

Otro sitio más de Lamula.pe