VacúnateYa!

Foto iván reyna

La Momia Juanita, la niña sacrificada en el Ampato, se exhibe en el Museo Santuarios Andinos de Arequipa

En excelente estado de conservación (muchos no la consideran una momia), esta niña escogida por el Inca para ofrendarla a los Apus, reaparece 500 años después para recordarnos que somos eternos.

Publicado: 2013-06-03

Escribe: Álvaro Rocha

Fotos: Iván Reyna Ramos

Paradójico, la ceniza recuperó del hielo los restos de lo que sería el hallazgo arqueológico más importante del sur peruano en varias décadas. La relación de hechos es fascinante. Desde inicios de la década de 1990 el volcán Sabancaya volvió a activarse, las fumarolas se elevaban a varios kilómetros de altura, y las imágenes mostraban un cono de fuego intenso. Pobladores y científicos esperaban una erupción inminente.

Pasaron los años, y el Sabancaya no explosionó en lava, pero siguió emitiendo humo. Esas nubes de ceniza caliente, viajaron decenas de kilómetros hasta el nevado Ampato, fundieron parcialmente sus hielos, y dejaron al descubierto una invaluable pieza histórica.

Este deshielo facilitó que el 8 de septiembre de 1995, durante una expedición al nevado Ampato (6,310 m.s.n.m.), el arqueólogo de montaña Johan Reinhard y el andinista Miguel Zárate, hallaran los restos momificados de una persona en perfecto estado de conservación, acompañada de estatuillas de oro y de conchas spondylus.

Se trataba de una niña, de entre 12 y 14 años, que había sido aparentemente ofrendada para aplacar la furia de los dioses tutelares y restablecer el equilibrio del universo. La erupción del Misti hacia 1450, que según el cronista Martín de Murúa arrasó con el valle del Chili, motivó que el Inca Yupanqui y sus sacerdotes recurriera a los sacrificios humanos: una costumbre imperial para propiciar la buena voluntad de los Apus. Quinientos años después esta niña despertó de su gélida tumba para contar su historia. Su muerte fue instantánea, los Incas le propinaron un certero golpe de macana en el parietal derecho que le aplastó el cerebro.

Fue bautizada, casi de inmediato, como Juanita. La momia adolescente causó sensación en el mundo científico, por lo bien conservada que estaba. Entre mayo y junio de 1996, fue exhibida en la sede del National Geographic Society, en Washington. Fue visitada por 123 mil personas. Después fue donada a la Universidad Católica de Santa María de Arequipa.

En la edición del mes de junio de 1996, la revista National Geographic, lanzó un suplemento especial, dedicado a este descubrimiento. Konrad Spindler manifestó: “Es el ser humano mejor conservado de las Américas” y agrega: “Pudo ser cusqueña, pudo llegar viva al nevado y pudo ser sacrificada en pareja”. En este último punto no fue del todo acertado el comentario de Spindler, porque está comprobado que después de arropar a Juanita con bellos textiles, la enterraron en compañía de un niño y una niña de 8 y 12 años.

Ubicado en una hermosa casona del siglo XVII, el Museo Santuarios Andinos, exhibe los restos impecablemente preservados de la Momia Juanita, denominada también la Dama de Ampato, en una cámara refrigerante especialmente construida para este fin.

No sé si la inmolación de Juanita aplacó la furia del Misti, pero de hecho el descubrimiento de sus restos engrandeció tremendamente nuestros conocimientos sobre ciertas costumbres de la sociedad Inca, además del interés turístico que ha generado a peruanos y extranjeros. Larga vida a la Momia Juanita.

Guía del viajero

Museo Santuarios Andinos

Calle La Merced 110, a una cuadra de la Plaza de Armas. T. (054) 286613/200345/ 215013/ santury@www.ucsm.edu.pe / www.ucsm.edu.pe/santury

Horarios de atención:

De lunes a sábado: 9am a 6pm

Domingos: 9am a 3pm

Tarifas:

Entrada general: S/.15

Estudiantes y niños: S/. 5

Visitantes nacionales S/. 3 (grupo mínimo de 5 personas)

Universitarios y estudiantes S/. 2 (grupos)

Escolares nacionales S/. 1 (en grupo con profesor)

Niños menores de 5 años nacionales: gratuito

Tercera edad y discapacitados nacionales: gratuito

Contacto

Arq. Rudy Perea, T. 959954598


Escrito por

Revista Rumbos

El Perú es nuestra gran pasión. Descubrirlo es una tarea que no tiene fin, pero estamos empeñados en ello. Sigue nuestros rumbos.


Publicado en

REVISTA RUMBOS

Otro sitio más de Lamula.pe